Follow Marina:

Review

SCHERZO – REVIEW – SPIRITO

… la soprano muestra grandes capacidades para una gran agilidad, buena entonación, ataques limpios y certeros, y una amplia extensión que la lleva desde graves, algunos adecuadamente dados en modo de pecho, hasta sobreagudos que puede apianar con insultante facilidad. Estas cualidades toman carne en una expresividad explosiva, un fraseo efusivo, contrastado, rico en matices, y los trinos conservan el deseado relieve; Rebeka también sabe sacar partido de diferentes emisiones y colores, desde en sfogato hasta lo más cristalino que le permite su naturaleza vocal.

”SPIRITO”

 

MARINA REBEKA, soprano Arias de Bellini, Donizetti y Spontini Orquesta y Coro del Teatro Massimo de Palermo. Director: Jader Bignamini PRIMA CLASSIC 850000325005 (1 CD)

 

Septimbre 2019
Miguel Ángel Aguilar Rancel

 

La soprano letona Marina Rebeka se lleva presentando como una de las grandes herederas actuales de figuras como Maria Callas o Leyla Gencer. En efecto, estamos ante una soprano lírico-dramática, de emisión bastante oscura, instrumento redondo, pero no en exceso, con notable mordiente y un distintivo, aunque no molesto vibrato. Con este material, la soprano muestra grandes capacidades para una gran agilidad, buena entonación, ataques limpios y certeros, y una amplia extensión que la lleva desde graves, algunos adecuadamente dados en modo de pecho, hasta sobreagudos que puede apianar con insultante facilidad. Estas cualidades toman carne en una expresividad explosiva, un fraseo efusivo, contrastado, rico en matices, y los trinos conservan el deseado relieve; Rebeka también sabe sacar partido de diferentes emisiones y colores, desde en sfogato hasta lo más cristalino que le permite su naturaleza vocal. Pese a esa emisión bastante oscura, la soprano consigue mimar la pronunciación merced a una cuidadosa articulación consonántica, y la comprensión textual añade un plus de expresividad a un estilo que es a la vez volcánico, musical y refinado. Con nota cumple la orquesta y especialmente las inspiradísimas lecturas de Jader Bignamini. Albergamos dudas consistentes sobre que el instrumento sea apropiado en términos de adecuación histórica y estilística para los repertorios del primer Romanticismo, u otros anteriores que también ha abordado y grabado con altura. Con todo, estas encarnaciones de personajes como Norma, Anna Bolena o Maria Stuarda convencen plenamente por musicalidad, emoción y pericia técnica y aunque esperamos ansiosamente escucharla en Verdi o Verismo, que ya ha confrontado, este álbum es muy recomendable y no solo para los nostálgicos del estilo vocal de la Guerra Fría.